Nuestro servicio para usted

¿Qué es lo determinante?

Interruptores de protección con disparo térmico (TO)

En los interruptores de protección con disparo térmico, el instante de disparo depende de la magnitud de la corriente de sobrecarga. Cuanto mayor es ésta, antes alcanza el elemento bimetálico la temperatura de disparo definida. Si la sobrecarga es pequeña, transcurrirá más tiempo hasta que se produzca la separación de potencial. Se recomienda utilizar interruptores de protección térmicos en los casos en que se esperan que se produzcan sobrecargas.
Interruptores de protección con disparo térmico: idóneos para consumidores como motores, transformadores, redes a bordo y cables de baja tensión.

Interruptores de protección con disparo magnetotérmico (TM)

En los interruptores de protección magnetotérmicos, es la combinación de temperatura y fuerza magnética la que provoca el disparo de la función de protección. La parte térmica del interruptor protege contra sobrecargas mediante un disparo retardado.
La parte magnética reacciona sin retardo a corrientes de sobrecarga y cortocircuito altas y desconecta el circuito defectuoso en cuestión de milisegundos.
Interruptores de protección con disparo magnetotérmico: idóneos para dispositivos e instalaciones informáticas y de telecomunicaciones, controles de procesos y otras aplicaciones que exigen un alto grado de precisión frente a peligros de sobrecarga y cortocircuito.

Interruptores de protección con disparo magnético (MO)

Los interruptores de protección con disparo magnético son extraordinariamente rápidos. En caso de producirse un cortocircuito, el circuito defectuoso se interrumpe prácticamente sin retardo con el sistema magnético del interruptor como único elemento disparador. El límite de la corriente de disparo magnético puede tender a valores más altos o más bajos, según el tipo de sistema. Consultar la hoja de datos correspondiente para información detallada al respecto.Puesto que el disparo depende del curso temporal de la fuerza magnética y, por tanto, del campo magnético, la forma de la curva (corriente alterna/continua) de corriente influye en el límite de disparo. Los interruptores de protección con disparo magnético son generalmente insensibles a cambios de temperatura. Pueden confeccionarse curvas características especiales para picos de corriente de conexión altos; consúltenos para más detalles.Interruptores de protección con disparo magnético: idóneos contra peligros de cortocircuito en circuitos impresos y semiconductores.

Interruptores de protección con disparo magnetohidráulico (HM)

En los interruptores de protección con disparo magnetohidráulico, la función de protección corre a cargo de una combinación de fuerza hidráulica y magnética.
La parte hidráulica se encarga del disparo retardado si se detecta una sobrecorriente. La parte magnética reacciona sin retardo a corrientes de sobrecarga y cortocircuito altas y desconecta el circuito defectuoso en cuestión de milisegundos.

Protección electrónica contra sobrecorriente (EL)

La protección electrónica contra sobrecorriente consiste en la medición de la corriente de carga mediante un sensor de corriente integrado. Si se produce una sobrecarga, el circuito eléctrico se desconecta después de aproximadamente 5 s aunque las atenuaciones de los cables sean altas. Si se produce un cortocircuito en el circuito de carga, la sobrecorriente se limita eléctricamente y se desconecta después entre 10 y 100 ms. De este modo se evitan cortes de tensión de la alimentación. En el interruptor de protección electrónico ESS20, tiene lugar una separación galvánica suplementaria del circuito de carga en caso de producirse una sobrecorriente.
Protección contra sobrecorriente con característica electrónica:
protección de cargas de 24 V DC de la técnica de automatización (PLC, sensores, módulos de bus, accionadores, etc.) e instalaciones de telecomunicación (48 V DC).